Bolonia la Docta: la ciudad roja de las OSTERIE

En Bolonia he vivido durante los años de la Universidad y la ciudad que conocí entonces posiblemente ya solo sea un recuerdo. Pero hay cosas que nunca cambian.
Está situada en el extremo sur de la llanura del río Po, al pie de los Apeninos y es provincia y capital de la región Emilia Romagna. Nunca ha querido competir con Florencia y Venecia –está a medio camino– en el tráfico turístico. Con su feria, sus negocios y sus universitarios, siempre ha tenido público más que sobrado para animar sus acogedoras calles. Su Universidad fundada en 1088 es la más antigua del mundo, por lo que también es conocida por “Bolonia la Docta”.
Su símbolo, las dos torres, se encuentran en la Piazza di Porta Ravegnana. La más baja, llamada Garisenda, es del año 1120, se levantó para celebrar la expulsión del legado imperial, pero pronto fue abandonada por la inclinación del terreno. La más alta, llamada Asinelli, es del año 1109 y está inclinada también. Se puede subir por ella por una escalera de 498 escalones y disfrutar de una hermosa vista panorámica…pero yo nunca he subido, por esa leyenda urbana que dice que a los estudiantes universitarios les trae muy mala suerte y no llegan a acabar sus estudios si suben a la torre.
Si en Madrid todo el mundo queda en el Oso de la Puerta del Sol, en Bolonia el punto de encuentro es la Fuente de Neptuno: Llamada del Gigante, está situada en la Piazza Nettuno. Fue construida en mármol y bronce en 1563. Es el símbolo del poder Papal (al igual que Neptuno domina las aguas, el Papa domina el mundo…). A los pies de Neptuno están cuatro criaturas que representan los ríos: el Ganges, el Nilo, el Amazonas y el Danubio, es decir, los ríos de los continentes entonces conocidos. Esta pequeña plaza se puede considerar la entrada a la Piazza Maggiore, donde se encuentra la Catedral de San Petronio: para celebrar la victoria de los boloñeses sobre los florentinos y el Papa, los boloñeses se lanzaron a construir una basílica más grande que la de San Pedro, pero volvió el obispo romano con sus fuerzas y paró la obra, que se acabaría mucho más tardes. Por ese motivo su fachada es austera sin labrar en la parte superior y revestida de mármol blanco y rosa en su parte inferior. En interior está el órgano más antiguo de Italia, de 1475.
Podría hablaros de muchísimas más cosas que se pueden visitar en Bolonia, pero lo mejor de la ciudad es su ambiente universitario, su fantástica gastronomía, la amabilidad de su gente y, sobre todo LE OSTERIE.
Detrás de su roja fachada, escondida entre los famosos soportales (en un día de lluvia puedes permitirte salir a la calle sin paraguas, gracias a sus 38 kilómetros de soportales), está esa vitalidad, que en los años ha forjado cada nuevo fenómeno social.
El centro no siempre han sido las aulas de la Universidad, sino las paredes y las mesas de madera de las ‘hosterias’: cruce de ideas, música y buen vino, juntan a artistas y filósofos, profesores y estudiantes, obreros y emprendedores.
En torno a la viejísima y fastuosa Piazza Maggiore, a lo largo de las calles radiales, entre las mejores joyas arquitectónicas del pasado, las puedes encontrar por la noche…algunas abren solo cuando le apetece al ‘oste’. La mayoría sirven solo vinos, en alguna también puedes encontrar comida….la de la tradición ‘emiliana’.
Quiero recomendar un Hotel, entre la oferta de Hoteles en Bolonia, Al Cappello Rosso, presente en la ciudad desde 1375, uno de los hoteles más antiguos. A 50 metros de Piazza Maggiore, en pleno centro histórico, permite una vista única a los Palacios históricos. Al Cappello Rosso constituye además el punto de partida ideal para descubrir las bellezas de Bolonia, a pie o en bicicleta (que pone a disposición gratuitamente).
Por último, no te olvides de visitar el Santuario de San Luca: situado dentro de la ciudad pero totalmente alejado del ruido de los coches. Puedes subir andando (una escalera y un soportal de 3 kilómetros y 800 metros) o con el coche: arriba es realmente placentero observar desde la verde colina en la que se encuentra San Luca toda la ciudad de Bolonia, con sus luces y sus casas con tejados rojizos. Mejor al atardecer!

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Add to favorites
  • Email
3 Comments
  1. Simona June 27, 2008 at 5:59 pm

    … carino questo post circa la mia citta.. pero’ si poteva scrivere qualcosa in piu.. circa le ricette tipiche bolognesi..
    ciao ciao
    simo

  2. Pingback: El primer amor (Bolonia) nunca se olvida | Espíritu Nómada

  3. Julio Martín September 4, 2009 at 11:23 pm

    “A los pies de Neptuno están cuatro criaturas que representan los ríos: el Ganges, el Nilo, el Amazonas y el Danubio, es decir, los ríos de los continentes entonces conocidos”
    Como figura ahí el Amazonas?

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *